domingo, 19 de junio de 2011

Dicen, dicen, dicen...

Muchas gracias bornicho pancipelao, pero no me merezco las cosas tan bonitas que me dices. Te voy a contar a ti y a todos los bornichos una pequeña historia de espoleamiento que tuvo nuestro bonito e histórico pueblo ( que gracias a este blog está saliendo del anonimato).
Cuando paso por la plaza de las Monjas recuerdo aquella campana que había en la torre del convento , su sonido llegaba a todas partes, parecía que cantaba, era inigualable. ¿Dónde está?
San Juan de Rivera vino en una ocasión a visitar a las monjitas, cuando se fue , vieron ellas que se había dejado un guante, lo conservaron como una reliquia muy querida. ¿Dónde está ?
Tantas imágenes y documentos históricos , que había en el convento. ¿Dónde están?
Dicen que la campana fue para el convento de Estepa, pero nada en concreto se sabe. En Sanlúcar de Barrameda hay un convento que también dicen que hay cosas, (dicen, dicen ,dicen), pero nosotros no nos movemos, y son nuestras, de nuestro patrimonio.
Mi Bornos lo reclama, pues el pobre ha estado callado mucho tiempo, pero se está despertando y desearía lucir con todo el esplendor que se merece, cuantas cosas se han llevado.
Las estatuas de las logias se las llevaron y están en la casa de Pilatos en Sevilla (es así A Benitez ?, que tu sabes mucho de esto), y no se podrían? Me da miedo decirlo, pero y si se hicieran otras iguales ¿cómo quedaría el jardín? Estoy soñando perdonadme, pero me gusta soñar.
Algunas veces sueño con el convento de los Jerónimos, cuando escucho cantar a los pájaros, os figuráis aquellas huertas y los frailes tocando a maitines, cuantas bandadas de pájaros saldrían volando y sus trinos alegrarían todo el paisaje, aunque las ranas despertarían de su sueño inacabado y asustarían con su croar a los demás animales. Todo en la naturaleza viva del pasado. Nuestro pasado que debemos resucitar, Bornos lo está pidiendo. Un abrazo.
Araceli Espejo Gómez.



19 de junio de 2008

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuantas razones tiene usted señora mia. A parte de cuanto usted dice, hay más, mucho más, que se encuentra en las casas de algunos señores, para único disfrute privado.
Mis respetos señora.

Juan Luis dijo...

Creo, Araceli, que sin bien el guante, la campana, y otras cosas del Covento, SÍ son del pueblo de Bornos, NO lo son las estatuas de la Logia (las cuevas), ni el resto de las que había en el Castillo. Esas, eran de propiedad privada, y cuando sus dueños trasladaron su residencia a Sevilla, simplemente, como haría cualquiera, se las llevaron con el resto de sus pertenencias. Otro cantar, habría de ser el replicarlas y colocar esas réplicas en sus lugares.

Anónimo dijo...

El Honor es mio señora, y seguro que ahora se merece que le digan esas cosas y antaño todavía más. De hecho creo que se estaba configurando una Asociación de Recuperación del Patrimonio Artístico, que me corrigan si me equivoco, pero vosotros bornichos que residiis en la metropolis y que tambien leeis el blog a diario, lo sabreis mejor que yo, no??? Claro que deberían de estar adornados nuestros Jardines, y el Museo de la Casa Pilatos, porqué no nos tallan ellos unas réplicas de las figuras que son nuestras y que se han llevado de nuestros Jardines, para ponerlas en su Museo, no digo yo??? En mi casa no hay nada, pero la gente que coja cosas, lo veo normal, para que se rompan por el tiempo, por el escaso cuidado o por un niño gamberrete o que simplemente juega, mejor a buen recaudo, eso si, cuando Bornos disponga de un Museo o un lugar para exponer sus monumentos y ricas piezas antiguas, si esas personas no devuelven esas cosas u objetos, que no son suyos, pues diría muy poco de ellos y además nada bueno. Yo no estoy muy puesto en estas cosas, pero si escuché una vez, que en una Casa de Subastas de Londres, estaban subastando unas vigas de la Mezquita-Catedral de Córdoba, júúú, tiró para allá Rosa Aguilar y un representante del Obispado. Y yo no se si volvieron al final o no las vigas, (dependiendo de su procedencia si fue legal o ilegal la adquisición) Pero la venta de las Piezas en cuestion valoradas en cerca de 2 millones de euros, por lo menos en aquella ocasión no se produzco (hablo de 2007). Bornos, no se, Rosa no es superwoman, Fernando, seguro que tampoco será superman, pero bueno, que hagan lo que puedan que ya es más de lo que hacemos todos, que solamente es hablar. Y Dios, que nos coja confesados. Saludos a todos los Bornichos!!

Anónimo dijo...

Doña Araceli, voy a colgar en el blog un articulillo que tenía ya escrito sobre algunos enseres del Convento del Corpus Christi. Como bien dicen por ahí, las cosas que se llevaron del Convento sí se pueden recuperar, a través de la iglesia y de nuestro párroco Luis, claro que sí, pero las del jardín del castillo no, puesto que esas eran de propiedad privada, para más detalle, pertenecían a la familia Medinaleci, cuyos antepasados fueron los famosos "Ribera". Por otra parte, es cierto que algunas familias tendrán cosas valiosas de Bornos, pero mientras no haya un sitio con garantías para cederlas, no lo harán...y yo, personalmente, lo veo muy requetebién. En mi familia tenemos un ejemplo. Aún me acuerdo la de años que se tiró el libro del Padre Mariscal y la campanita pequeña del patio del Convento en mi casa. Tanto el libro como la campanita se salvaron gracias al cariño con el que custodiábamos dichas reliquias y, hoy día, están depositadas en lugares seguros: el libro en una caja fuerte secreta de la Parroquia (el libro pertenecía a la iglesia) y la campanita se cedió, hace pocos meses, al I.E.S. El Convento, cuyo director del centro la colgó en el patio de columnas para que dicho metal, en vez de llamar a las monjitas, llamen a los alumnos. Todo ello mediante documento de cesión y garantía. Un saludo.
A. Benítez.

Anónimo dijo...

Ah, doña Araceli, se me olvidaba lo de las estatuas. Es cierto que están todas en la Casa de Pilatos junto a restos de balaustradas y demás, pero no sería mala idea hacer copias y colocarlas, de nuevo, en el jardín del Castillo. De eso se podría encargar una gran escultor local que tenemos como es don Ismael Rodríguez-Vicina Buzón. Cuestión de dinero, maldito dinero.
A. Benítez.