lunes, 16 de julio de 2012

La Casa de Pilatos



UN TROZO DE HISTORIA DE BORNOS EN SEVILLA
La Casa de Pilatos constituye uno de los ejemplos de la arquitectura doméstica sevillana del siglo XVI.
Su construcción se inicia por deseo de D. Pedro Enríquez, Adelantado Mayor de Andalucía, y por su mujer, Catalina de Ribera, aunque la mayor parte del edificio se erige por D. Fadrique, Primer Marqués de Tarifa, hijo de ambos, a su regreso de un viaje a Jerusalem.
La presencia de D. Fadrique en Jerusalem dió lugar a la leyenda de que el palacio sevillano era una copia del pretorio de Poncio Pilatos. También existe sin embargo la tradición de que el nombre le viene dado por haber estado junto a la puerta de esta casa la primera estación de Viacrucis que iba hasta la Cruz del Campo. Al señalarse en esa estación que Cristo era juzgado en casa de Poncio Pilatos, los sevillanos comenzaron a llamar al edificio La Casa de Pilatos .
La portada del edificio es obra realizada en Génova por Antonio María Aprile en 1.529. Aunque claramente renacentista, está rematada por una crestería gótica al parecer traida del palacio que los Ribera tenían en Bornos.
El patio principal es renacentista, con decoración mudéjar. En el centro se levanta una fuente y en los ángulos se sitúan dos estatuas representando a la diosa Palas. Tienen gran interés los veinticuatro bustos de emperadores romanos que junto al de Carlos I y Cicerón se distribuyen por las galerías bajas del patio.
Son de destacar los artesonados del Pretorio y del Pabellón ubicado en el jardín chico, así como los zócalos y las rejas platerescas.
Al piso superior se accede por una grandiosa escalera decorada con zócalos de azulejos y cubierta con cúpula de madera, apoyada en trompas de mocárabes, obra de Cristóbal Sánchez.
En la planta alta de conserva distribuída por diversas salas una importante colección de pinturas fechables desde el siglo XVI al XIX, entre las que destacan: La Piedad de Sebastián del Piombo, de 1.539, en la Sala del Torreón; un pequeño Goya representando el arrastre del toro, en la sala contigua a la anterior; un bodegón de Giussepe Recco, en el comedor; y una tabla representando a la Magdalena, obra del siglo XVI, en la sala de antecede al archivo, en el cual se encuentran tres pinturas de Lucas Jordán, de gran calidad y belleza. La sala que se encuentra en el ala izquierda del torreón se cubre con un techo adornado por pinturas realizadas por Fco. Pacheco en 1.604, que representan la apoteosis de Hércules.

Manuel Orgambides
*16 de julio de 2008

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La Casa es un auténtico Museo desde el principio hasta el final, que bien que se conserve con esa pulcritud. Ya nos gustaría a nosotros tener así la Casa Ordoñez, pero tiempo al tiempo, bueno y en los Jardines de la Casa Pilatos, con que nos podemos encontrar?? Saludos Bornichos

Anónimo dijo...

Gracias Manuel, pisha!!!

Anónimo dijo...

Preciosa, La Casa de Pilatos en Sevilla, tube el gusto de visitarla con mis compañeros del Taller de Empleo del Ayuntamiento de Bornos, cuando estabamos restaurando parte del la galeria del Patio de Arma del Castillos Palacio de los Ribera (donde está ahora Recaudación).

Bonita la recopilación historica, pero más bonita es aún poderla ver, pues nos recuerda tanto y tanto nuestro Castillo (la entrada, sus jardines...),buena parte de las piedras o culumnas que se han ido desprendiendo se las han llevado para Sevilla.

Bueno que deciros, es preciosa, es como nuestro Castillito pero en pequeñito.

Gracias Manuel por recordarnos todo lo bueno y bonito que tenemos.

Ana R dijo...

prueba