jueves, 11 de agosto de 2011

El Manuscrito de Fray Pedro Mariscal.

EL MANUSCRITO DE FRAY PEDRO MARISCAL

Comenzaremos por presentar a la persona que escribió tan importante manuscrito y las características de que se compone el libro, que más que como un libro, se escribió como un tratado de tres: El primero se denomina “Historia y antigüedades de la Villa de Bornos y su comarca”. El segundo: “Fundaciones de sus Conventos e Iglesias” y el Tercero: “Milagros por la invocación del Cristo del Capítulo.
El libro lo termina con un poema, del que ofrecemos la parte final:

“Mas ya, ¡o dulce Jesús! Tengo conclusa
La trágica divina melodía
De mi Amor…”

                El libro se terminó, porque así está fechado en el mismo, en el año 1.731. Y, ahora, sigamos con nuestra intención primera de presentar al escritor. Fray Pedro Mariscal de San Antonio, éste fue su nombre como religioso del Monasterio de los Jerónimos de Bornos, era de Benzoicas (“mi nativo suelo, confiesa) y se dedicó a este quehacer con mucho ánimo. Hay que reconocer en él una fantasía que sólo pudo salir de sus dotes de historiador.
                Pero veamos las vicisitudes pasadas por este libro que fue de mano en mano, no diría yo que como la falsa moneda, porque el libro es una joya que ha podido llegar hasta nuestros días, después de haber pasado de unas manos a otras. Lo escribió el autor, como hemos dicho, en su Monasterio Jerónimo de Bornos en la fecha indicada y desde entonces, sin que podamos dar nombres, llegó a poder de D. Manuel Ruiz Galán, sacerdote que, para seguridad, lo entregó a la Comunidad de Monjas Clarisas de Bornos, que lo conservó celosamente hasta el cierre del Monasterio. La Comunidad, yo creo que, empezando por la Abadesa no sabía el valor de lo que tenían en sus manos, lo entregó como recuerdo al que había sido su Capellán y Párroco de Bornos D. Juan Gómez Román, que, pasado algún tiempo y ya dejado el sacerdocio, trasladó su domicilio a Arcos
                Transcurridos unos años la “Asociación Cultural Amigos de Bornos” lo recuperó hasta la suspensión de su actividad en que lo confió, sin condiciones, a la Parroquia para que fuese depositado en su Tesoro, donde actualmente y espero que para siempre se pueda admirar, aunque no hojear, debido a su estado de conservación.
                Sigamos ahora con Fray Pedro y lo que  denominaríamos su “currículum”. Fray Pedro pertenecía al numeroso grupo de monjes intelectuales. Era Predicador notable, Lector de Sagradas Escrituras, Humanista y gran conocedor de las mitologías griega y romana.
                Nuestro monje se dedicó a la tarea de escribir su Historia de Bornos con un entusiasmo sin límite. Para muchas de sus fantasías era capaz de encontrar fórmulas peregrinas con tal de dar veracidad a sus demostraciones. Según algunos investigadores esta forma de escribir era propia del siglo XVIII, precisamente el suyo.
                Hablando de este tema con nuestro recordado Manuel Barra decía que, a pesar de estas fantasías no había más remedio que acudir a la Historia de Bornos de Fray Pedro si queríamos conocer algo de nuestro pueblo.
                La Villa de Bornos tenía, cuando Fray Pedro  escribe su historia,  mil habitantes y, con su peculiar meticulosidad hace una descripción encantadora del pueblo y sus edificios principales.    …Continuará.   

A. RODRÍGUEZ HIDALGO. 11-08-2011

No hay comentarios: