miércoles, 30 de noviembre de 2016

Joaquín de Sola y Rafael Chico, este sábado en la Peña Flamenca.





JOAQUÍN DE SOLA

http://www.juntadeandalucia.es/cultura/catalogoflamenco/es/productores/joaqu%C3%ADn-de-solaJoaquín de Sola es un joven cantaor nacido en San Fernando (Cádiz), el año 1989. Su voz recuerda a los antiguos del flamenco.

Habitual cantaor de la Venta de Vargas en San Fernando, por donde han pasado grandes figuras del Flamenco, destacando entre ellos el gran Camarón.

Empezó a cantar con el nombre de Niño de Sola que más tarde cambió por Joaquín de Sola, presentando una amplia trayectoria como cantaor flamenco con múltiples actuaciones en concursos, festivales, teatros, tablaos y peñas flamencas, compartiendo cartel con artistas destacados del Flamenco. Ha compartido escenario con artistas de la talla de Mariana Cornejo, Rancapino, David Palomar, Antonio Canales , Capullo de Jerez, Juan Moneo 'El Torta' y otros.


Premios 
2009 Segundo Premio Concurso Nacional de Tientos de Cádiz.
2011 Premio Ondas (compartido) por obra Teatro Radio la Pepa.
2012 Primer Premio Concurso de Cante por Alegrías de Cádiz.
2013 Mejor Disco de Cante Revelación de la Crítica Flamenco Hoy

Fernando Álvarez y el castillo de Bornos (y II)

R/ 30 DE NOV. DE 2014
Fernando Álvarez y el castillo de Bornos (y II)
MANOLO ROMERO BEJARANO




Tal y como indica Lleó Cañal, "para el Marqués de Tarifa, la peregrinación a Jerusalén entre 1518 y 1520 se convirtió en el gran acontecimiento de su vida; la inscripción que la recuerda destaca orgullosamente tanto en la fachada de su palacio sevillano como en el patio de su castillo de Bornos"(1). De hecho, en el antepecho de la portada principal de la sevillana Casa de Pilatos, por triplicado sobre cruces del Santo Sepulcro, se puede leer:

"4 DIAS DE AGOSTO 1519 
ENTRO EN IHERUSALEM"

Frase que bien podría ser la conclusión de la inscripción bornense, hoy perdida en parte. 


Patio de armas del Castillo Palacio de los Ribera
rodeado de un hermoso claustro con arcos
peraltados, sobre los cuales se levanta una
gran galería superior con arcadas de igual clase
No obstante, frente al marcado afán de modernidad del palacio sevillano(2), las obras emprendidas en el castillo de Bornos se mantuvieron dentro de la tradición constructiva medieval tan arraigada en la zona. El patio de Bornos en la actualidad presenta tan sólo dos galerías, aunque el hecho de encontrarse cortada la inscripción al inicio indica que hubo al menos, una tercera. Las galerías tienen dos plantas, ambas resueltas por arcos de medio punto peraltados enmarcados por alfiz que apean sobre pilares circulares, si bien en el caso del piso inferior, estos pilares son mucho más altos que en el superior. Además, el piso superior presenta un antepecho, que en algunos puntos está calado con tracerías ojivales. De entre todas las portadas que se abren a este patio, tan sólo hay una que corresponde a la época en que se hizo la obra, y que se abre en el piso superior. Se trata de un vano adintelado bordeado por una banda rectangular decorada con un bestiario, y coronado por un friso decorado con cuadrilobos con una cabeza de león en el centro, sobre el que se ha colocado, sostenido por dos figuras grotescas arrodilladas, un elemento que se ha querido interpretar como una corona y que se compone, en su parte inferior por una suerte de crestería ciega sobre la que se ubica un arco carpanel decorado en la rosca con ramas y bordeado en su parte superior por unas gigantescas hojas de cardo, que confieren al conjunto el aspecto de corona. Algo muy similar vamos a encontrar en las ventanas del exterior del torreón oriental, con la diferencia de que los vanos, que son cuadrados, se encuentran bordeados de unas cardinas muy esquemáticas, en lugar del bestiario de la portada. En este torreón se conservan restos de esgrafiado de diferentes motivos geométricos. Rematando este torreón podemos observar restos de un antepecho similar al del patio, así como restos de una crestería. 


La fecha de 1519 que ostenta la inscripción del patio indica que esta obra es posterior, por lo que es perfectamente lógico pensar que Fernando Álvarez se encontrase trabajando en ella en 1524, cuando concierta su matrimonio con Isabel González. No encontramos en el castillo de Bornos ninguno de los elementos característicos de los edificios de filiación tardogótica burgalesa, ni portuguesa que analizamos en este trabajo, por lo que parece que Álvarez no va a desempeñar otro papel que el de mero ejecutor de las trazas que le suministrasen, posiblemente por un maestro local. De hecho, la obra bornense se enmarca en el contexto de la tradición constructiva jerezana de fines del XV, sin ningún tipo de influencia foránea. En Jerez han llegado hasta nosotros varios edificios que pueden relacionarse con el patio del castillo que nos ocupa. Podemos citar el patio de la Casa de las Flores, en la calle Salvador número 5; la arquería de acceso del antiguo palacio de los marqueses de Villamarta, actual número 3 de la plaza San Lucas, antigua casa solariega de los Dávila y hoy propiedad de Fernando de la Quintana, o el patio de la casa de los marqueses de Casa Vargas, en el número 20 de la calle Caballeros. En esta misma línea estaría uno de los patios del palacio de Camporreal, si bien como ya se expuso al estudiar el inmueble, es muy posible que se trate de una versión "a la antigua" del modelo medieval, pues en él se incluye una desgarbada columna de mármol con capitel de pencas. 


Puerta decorada al estilo gótico
tardío, adornada con un friso
alrededor compuesto de toscos
leones, animales míticos y hojas.
Sobre el dintel, se puede observar
una faja adornada con círculos y
lóbulos labrados, y en sus extremos
dos pajes arrodillados sobre sendas
repisas que sostienen una enorme
corona ducal. 

Detalle del friso.

En los cuatro ejemplos citados encontramos arcos de medio punto peraltados, lo que indica que esta tipología fue habitual en la ciudad sin que sepamos el alcance que llegó a tener, a causa de las reformas y destrucciones que ha sufrido el patrimonio arquitectónico jerezano desde comienzos del XVI hasta hoy. 
Ciertamente hay que hacer una salvedad. Es verdad que los bestiarios, los arcos peraltados, las tracerías caladas de los antepechos y la decoración vegetal de cardinas eran algo frecuente en la arquitectura local de finales del XV, como lo demuestran las jerezanas parroquias de San Miguel y Santiago, o el peculiar edificio denominado "Las Covachas" en la cuesta de Belén de Sanlúcar de Barrameda. Sin embargo, en Bornos hay un elemento que es extraño a esta tradición. Se trata de la estructura similar a una corona que sostienen dos pajes arrodillados y que recuerda vagamente a unos escudos heráldicos que podemos ver en la fachada de la iglesia de San Pablo de Valladolid, ejecutada en los últimos años del XV según la traza de Simón de Colonia(3). La relación es vaga porque en Valladolid el centro de la composición es un escudo y no un vano como en Bornos, en Valladolid los tenantes son ángeles y están de pie, no pajes arrodillados y por otra parte en la obra castellana realmente hay una corona sobre el conjunto, y no una banda de cardinas grotescas. Además, Simón de Colonia no es el creador de este motivo iconográfico, presente en muchas obras hispanas de la Baja Edad Media, tanto en Castilla como en Aragón. Más que una intervención de Colonia en el edificio que nos ocupa, nos inclinamos a pensar que se trata de una versión local, podríamos decir que "a la jerezana" y totalmente libre de un motivo relativamente frecuente en la decoración arquitectónica peninsular de la época. 


Detalle de la fachada de la iglesia de San Pablo de Valladolid.
 Por tanto, todo parece apuntar a que la obra de Bornos fue trazada y dirigida por maestros jerezanos y que Álvarez llegó a ella desde Portugal como un cantero experimentado en la talla de piedra. Una vez trabajando en el castillo, entablaría lazos de amistad que se unirían a los profesionales, hasta el punto de que acabó por desposar a la hija de un albañil jerezano, con lo que Fernando Álvarez pasó a ser un miembro más de la red de canteros y albañiles que controlaban el panorama constructivo local. Hay que señalar que los contactos de Fernando Álvarez con Bornos no se perdieron con su matrimonio en Jerez. Sabemos que su hermano Diego Álvarez continuó viviendo en aquella localidad al menos hasta 1548, cuando le envía desde allí 100 ducados para que se los entregase en Jerez al guardador judicial de su sobrina Marina Mateos, huérfana de un tercer hermano llamado Francisco Álvarez(4).





NOTAS 
1. LLEÓ CAÑAL, Vicente: "El legado artístico del Señor de la Casa de Pilatos", en GARCÍA MARTÍN, Pedro (ed.): Paisajes de la Tierra Prometida. El viaje a Jerusalén de don Fadrique Enríquez de Ribera. Madrid. Miraguano Ediciones. 2001. pp. 101-111. 
2. LLEÓ CAÑAL, Vicente: La Casa de Pilatos. Madrid. Electa. 1998. pp. 23 y ss. 
3. ALONSO RUIZ, Begoña: "Los tiempos y los nombres del tardogótico castellano", en ALONSO RUIZ, Begoña (ed.): La arquitectura tardogótica castellana entre Europa y América. Madrid. Sílex. 2011. pp. 43-77. 
4. APNJF. 1548. Oficio XVIII (VII). Simón García Copín. Fol. 809 y ss. 20 de octubre. El albañil Fernando Álvarez recibe del clérigo de Bornos Pedro de Ojeda, quien actúa en nombre de su hermano Diego Álvarez (vecino de Bornos), 100 ducados. Ese dinero había de entregarse al guardador que el juez dispusiese para la sobrina de ambos, Marina Mateos, hija de un tercer hermano, llamado Francisco Álvarez, y de su mujer Juana Fadrique.




Manuel Romero Bejarano
(Jerez de la Frontera, 1973) es un historiador del arte y escritor.


En marzo de 2004 se hizo conocido al ganar en el concurso televisivo Pasapalabra el premio más alto jamás concedido hasta esa fecha por un programa de televisión en España.

Posteriormente ha participado en otros concursos, como Saber y Ganar.
En este último alcanzó la cifra de 200 programas, convirtiéndose en el segundo concursante que lo logra.

Es autor del libro Breve Historia de Jerez de la Frontera. De los orígenes a Pilar Sánchez, además de ser habitual colaborador en medios de comunicación.

Obtuvo el Premio Ciudad de Jerez 2015 a la Difusión

Las Constituyentes

  
El Servicio de Igualdad ofrece por cuarto año consecutivo los talleres basados en el documental "Las Constituyentes" enmarcados en el programa sobre empoderamiento y ciudadanía. 

Durante los talleres se realiza el visionado del documental y se desarrollan actividades y dinámicas sobre los contenidos que la productora de la cinta, Olivavá Producciones, ha elaborado con la finalidad de aportar referentes para impulsar la consecución de la igualdad valorando la aportación, el talento y la creatividad de las mujeres a nuestra sociedad. La idea principal es recuperar la historia de las 27 mujeres, diputadas y senadoras, que desde su trabajo parlamentario en la legislatura constituyente de 1977, fueron protagonistas del cambio político hacia la democracia en España.

También se pretende dar a conocer la Constitución desde un nuevo enfoque, ya que en muy pocas ocasiones se tiene en cuenta el papel que las mujeres desempeñaron en este proceso democrático. Además, resulta esencial para ofrecer modelos de mujeres en el ejercicio del poder.


Las Constituyentes es un documental dirigido en 2011 por Oliva Acosta sobre las 27 mujeres, diputadas y senadoras que participaron en la Legislatura Constituyente. 
Un documento que recupera la voz de las primeras mujeres que accedieron al Parlamento tras la dictadura de Francisco Franco y que recoge la historia y la participación política de las mujeres en España. El documental está subtitulado en español, inglés y francés.




¡Ea! ¡Po ni pa ti, ni pa mi!

.
Era muy temprano y el casino estaba aun vacío. Alfonso entraba y salía de la cocina a la barra haciendo los preparativos de rutina para comenzar una nueva jornada. 

En una de sus ausencias asomó por la puerta “nuestro” José María. Estiró el pescuezo, comprobó la total ausencia de clientes y aprovechando el descuido entró de puntillas, se acercó a la barra, cogió dos botellas de vino y con mucho cuidado se las metió debajo de la chaqueta sujetándola con los brazos. 


Despacio y sigilosamente emprendió la huida, pero no le dio tiempo de llegar a la puerta porque Alfonso, en una de sus idas y venidas, lo sorprendió y enseguida sospechó:


- ¿Qué llevas ahí?
- Ná.
- ¿Cómo que ná? ¡Abre los brazos!.
- Que no llevo ná.
- ¡Abre los brazos!


Y José María con una sonrisa socarrona, se encogió de hombros, abrió los brazos y exclamó:
                        - ¡Ea! ¡Po ni pa ti, ni pa mi!
.
.
R/ 30 de noviembre de 2007
.

BPM en años anteriores, 30 de noviembre

BPM en años anteriores, 30 de noviembre de 2007 
¡Ea! ¡Po ni pa, ti ni pa mi!

BPM en años anteriores, 30 de noviembre de 2008

Mercado Medieval en Alcalá de Henares.
Nos vamos pa Alemania.
Bares de Bornos.

BPM en años anteriores, 30 de noviembre de 2009

Día Internacional de la Discapacidad.
Más lo que nunca sabremos...

BPM en años anteriores, 30 de noviembre de 2010

U.D. Bornense 0 - 1 Atlético El Gastor
"La Mano Negra, cien años después" V (Última)
Recuerdos de una infancia.

BPM en años anteriores, 30 de noviembre de 2011

"Jueves de poesía" en Teatro Café.

BPM en años anteriores, 30 de noviembre de 2012

La ciudad Perdida (15)
Presentación de los Reyes Magos.

BPM en años anteriores, 30 de noviembre de 2013

Sandra García Piñero, la hija de Miguel y Mari Pep...
Bujíos navideños
Presentación RRMM 2014 / Normas Bujíos / Baja vehí...
Bornense veteranos merengones.

BPM en años anteriores, 30 de noviembre de 2014

Fernando Álvarez y el castillo de Bornos (y II)

BPM en años anteriores, 30 de noviembre de 2015
Nos vamos pa Alemania.



martes, 29 de noviembre de 2016

Conferencia del matador de toros bornicho Luis Parra.


¡ATENCIÓN AFICIONADOS AL MUNDO DEL TOREO!
El viernes 9 de diciembre de 2016, a las 6 de la tarde, tendrá lugar en la Peña Flamenca una interesante conferencia taurina a cargo del Matador de Toros Luis Parra El Jerezano, en la que intervendrán también, el periodista Gerónimo Roldán, Manuel Castro, Presidente de la Peña La Alegría e Ireneo Díez Parra, nieto del maestro y autor del documental “Los hilos  invisibles” en el que se narran aspectos de la vida del maestro y su aportación a la tauromaquia con comentarios de personajes relacionados con el mundo del toro: matadores, subalternos, peridostas, etc, como Manolo Molés, Enrique Romero, Jesulín de Ubrique, José Martinez Limeño, Pepe Luis Vázquez, Rafael de Paula, Luis Rivas, Jerónimo Roldán, Fernando Carrasco, Curro Organvide, Julio Mendoza, Álvaro Domecq, Juan Belmonte y Luis Nieto.
  








LUIS PARRA GARCIA "JEREZANO"
http://gestauro.blogspot.com.es/2015/10/luis-parra-garcia-jerezano.html


En Febrero de 1942, nace en Bornos (Cádiz) Luis Parra García “Jerezano”, que se crió en Jerez de la Frontera desde los tres años de edad. 

Debuta con picadores en Jerez el 2 de abril de 1961. Ese mismo año se presenta como novillero en Sevilla el 8 de octubre ante novillos de Navarro Villadiego, alternando con Alfonso Vázquez y Curro Montenegro; cuatro días después volvió a torear en la Maestranza. En la temporada de 1963 torea tres novilladas en el abono de Sevilla; en la tercera, el 12 de mayo, corta una oreja a cada novillo de Tassara, saliendo por la puerta grande. Toma la alternativa en Jerez el 1 de mayo de 1964, de manos de Miguel Báez Espuny "El Litri", que le cedió la muerte del toro "Insensato", de Bohórquez, confirmándola en Madrid, apadrinado por Gregorio Sánchez y con Palmeño de testigo, el 29 del mismo mes y año, con el toro "Estaquita" de Núñez Hermanos. 

En 1970 corta en Madrid dos orejas a un toro de Victorino Martín y sale a hombros por la puerta grande, siendo el primer torero que cortó dos orejas a un Victorino en Las Ventas. 

El diestro estuvo más de quince años en el candelero de la fiesta nacional y cosechó muchas tardes de gloria en España y América, principalmente durante la década de los 60. "Después de un mal negocio, pensé que lo mío era torear. Así que con 4.000 pesetas, a finales del 69, me fuí a México. Pedí torear, pero llegaba con una visa de turista, con lo cual me dijeron que sí, pero que tenía que salir del país. Durante esos días, me fuí a Texas, Estados Unidos, y entrenaba en la habitación del hotel con una silla. Hasta que me llegó el visado y me pude ir a México, y allí empecé de nuevo mi carrera triunfando de una manera muy fuerte." 

En la Plaza de Toros de Jerez un azulejo recuerda a "Regatillo" de Osborne indultado por Luis Parra y ganador de la Corrida Concurso de Ganaderías de 1964; otro azulejo recuerda la alternativa con motivo de su cincuentenario.



Jerezano y el primer victorino desorejado en Madrid
http://www.mirajerez.com/28/05/2016/el-dia-de-la-confirmacion-de-jerezano/

El  27 de septiembre de 1970 Luis Parra sale a hombros por la puerta grande de Las Ventas

Luis había hecho temporada en Méjico y se vino a España con una herida abierta en el muslo. A la primera semana de la llegada a casa se anuncia en El Puerto y corta tres orejas y un rabo, de manera que le repiten a la siguiente semana y corta otras dos orejas; la tercera corrida sería en Madrid, en la feria de San Miguel, con ganado de Victorino Martín. Le llamó Rayito y le dijo que estaba puesto para el 27 de septiembre; no sabía de quién era el ganado y tampoco se lo preguntó; no le echaba cuenta a esos detalles ni era hombre de poner pegas. Además, Victorino era entonces poco conocido.
En el cartel también estaban José Mata y Macareno. En la cuadrilla iban los picadores Félix Román y Paco Barroso; como banderilleros llevaba a un hombre de Madrid, además de El Nini y, de tercero, a Juan Bernal. Luis traía una nueva tauromaquia que había practicado en Méjico. Le toca el primer toro de la tarde; tiene los pitones limpios y astifinos, de esos que los toreros de camelo no quieren ver ni de lejos. Lo recibió con dos largas cambiadas de rodilla; ese primer toro no salió malo y hubo ovación. 
José Mata, con ambiente en Madrid, estuvo valiente en su toro, pero éste desarrolló genio y ganó la pelea. 
A Macareno el tercer toro lo coge en los lances de capote y, luego, al final de la faena le pega una cornada en la axila, tal que, tras la estocada, lo tienen que llevar para dentro y no vuelve a salir.
Luis pensó que en su segundo tenía que salir a reventarlo. Se anuncia con los clarines el cuarto de la tarde. Se va a la puerta de chiqueros; en aquella época no era normal irse a la puerta de los chiqueros. Recibe al toro con una larga, de la que sale tan apurado que le pisa el capote y se cae ante la cara del toro, el cual se precipita sobre él y, con fiereza y saña, le cornea repetidas veces a placer porque los peones están lejos y tardan en acudir. No lo mató porque Dios no quiso. Lo llevan para la enfermería y ven que tiene gañafones por todos lados, pero cornada grave aparente no presenta. El doctor García de la Torre le dice que espere allí, que lo van a llevar al Sanatorio para observarlo mejor. En un hogar de Jerez había una mujer escuchando la radio.
José Mata, después de torear y matar al cuarto, se iba a quedar con los dos restantes, lo que era un papelón. Luis le dice al mozo de espadas que le avise cuando vaya a entrar a matar al quinto. “¿Cómo vas a salir?”. Estaban en Madrid y tenía que responder a la afición. Le ajusta el traje con vendas y esparadrapos y sale. El doctor, que lo ve en el callejón, le vocea: “estás loco, que sepas que he puesto en el parte que te prohíbo salir y estás aquí bajo tu responsabilidad”. “Doctor, hasta luego”. Esto es la fiesta, el gesto de la hombría, no la pamema falsamente teatral.
Tocan los clarines para el sexto, que según el sorteo debería ser el segundo de Macareno. Se sale Luis del burladero y oye las palabras que dice Mata, asustado, para sí, ¿otra vez, otra vez a la puerta de los chiqueros? ¿Quién le iba a decir a él que poco tiempo después un toro lo iba a matar en Ciudad Real? Se hinca de rodillas ante la puerta de los chiqueros y el torilero, persona mayor, con el pelo blanco ya, le dice con la mano que no abre la puerta. Luis no se mueve y así pasa un rato; se levanta, se acerca al empleado y le grita “O me echas el toro o me derrito de miedo” para volverse a hincarse. Al final le hizo un gesto de medio lado diciéndole “Ahí lo llevas”. El toro salió del último chiquero del pasillo, lejos; se veían las puntas en la oscuridad y le parecía que tardaba veinte años en salir, de tantas ganas que tenía de terminar aquel rato por el miedo que estaba pasando. Había un silencio aplastante. Le dio una larga cambiada y luego con el capote tuvo suerte. Al caballo lo llevó galleando con el capote por detrás y le pusieron dos puyazos. El tercio de banderillas fue bueno pero el toro era muy bravo y comía. Se fue a los medios y brindó al público. Puso la montera en los pies y el toro empezó a pasar; a cada vez adelantaba la montera con los pies y le ganaba medio metro. 

En uno de los pases le arrancó media banda de la taleguilla. Después de tres o cuatro pases por alto, le dio distancia y lo cuajó, lo cuajó. Venía hecho, muy preparado y con ganas; no se le podía ir ese toro. Le dio unos veinticinco pases; le pegó un estoconazo y el toro salió rodado de los vuelos de la muleta. No había visto a Madrid más volcado. Le dieron las dos orejas y se quedó la gente con los pañuelos pidiendo el rabo casi dos minutos. En la vuelta al ruedo iba llorando; un periódico tituló su crónica “Yo vi a un hombre llorar”. Hay orejas y orejas; aquéllas no eran de lástima; es que después de lo que había pasado en el cuarto tuvo la suerte de cuajar a ese toro. Era el primer victorino que se arrastró al desolladero de Las Ventas sin las dos orejas; la cabeza de aquel animal se colgó en el Museo Taurino de la plaza y allí sigue todavía.

Qué no le pasaría al torilero, que a los tres días se murió. ¿Sería del susto que pasó, después de haberse negado a abrir la puerta del toril sabiendo lo que iba a salir? Luis no cree que tuviera más valor que Guerrita o Frascuelo; tenía el valor suficiente para estar delante de un toro y cuando se está dispuesto a morir, como él estaba aquella tarde, aquello sale para adelante. Hablan de Madrid (¡Madrid!); se le teme cuando se va de mentira, pero cuando se va de verdad en Madrid se triunfa y se gana dinero. Díaz-Cañabate cerró su crónica diciendo: “Si hubiera de vez en cuando corridas como ésta volvíamos a los tiempos de la verdad en los toros y en los toreros”.



La mujer logró conectar por teléfono con la plaza de toros y el empleado que andaba cerca lo coge y pregunta quién llama. “Soy la esposa de Luis Parra Jerezano y estoy informada por la radio; por favor, dígame cómo está mi marido o si lo han llevado ya al Sanatorio”. “Mire, señora, es cierto que entró en la enfermería pero ya salió y ahora mismo lo están llevando a hombros y está saliendo por la Puerta Grande de Las Ventas; así es que deje toda preocupación y aprovecho para darle la enhorabuena”.

Después de aquella corrida ha continuado viéndose con Victorino. Cada vez que le veía le pegaba un abrazo. Algunas veces le decía que tenía que haber seguido con lo suyo, tal como estaba en aquel momento. “Victorino, ¿tú crees que yo quiero morirme todos los días? ¡No!”. Y el Paleto cerraba con una pregunta: “Después de triunfar de esa manera con un toro así, ¿qué más te da morirte?”






El día de la confirmación de Jerezano


Tenía pensado brindar el toro de la confirmación a Orson Welles pero tras el paseíllo don José María Jardón, uno de los empresarios, chileno, le dice que tenía interés en que le brindara a un señor con gafas que había en un burladero y se llamaba Allende. No sabía quién era porque Jardón no le dijo nada más pero se va para él y le dice “señor Allende, tengo el gusto de brindarle la muerte de este toro”. 
En el año 73 se entera de que al presidente de Chile lo habían matado en el Palacio de la Moneda. Un día, ante la televisión, le dice a su mujer: este señor es aquel a quien brindé el toro de la confirmación. Chiquillo, cómo va a ser… Al actor americano le brindó un toro más tarde, en la feria de Linares.




 Padilla brindó a su `Maestro´, Luis Parra `Jerezano´
Domingo,  Brindis emotivo el dedicado por parte de Juan José Padilla al maestro Luis Parra `Jerezano´ el sábado 22 de agosto de 2015  en la plaza de toros de Sanlúcar de Barrameda. 

Padilla le dedicó unas sentidas palabras al que fuera su `maestro´ en la Escuela de Tauromaquia de Cádiz donde `El Ciclón´ dio su primeros pasos como torero de la mano de Luis Parra y del siempre recordado Rafael Ortega.

Sin duda, una instantánea con muchas connotaciones por la historia que guarda, desde aquel niño que quería ser torero hasta la primera figura que es hoy. Puede estar orgulloso el maestro Luis Parra del trabajo que realizaron, pues fueron muchos los matadores de toros que se fraguaron en la desaparecida Escuela gaditana, como Jesulín de Ubrique, que fue máxima figura posteriormente durante muchos años.


Vídeo "Los Hilos Invisibles" de Irineo Díez. Narra la sincera historia del artista Luis Parra "El Jerezano" a través la mirada de profesionales como Manolo Molés, Enrique Romero, Jesulín de Ubrique, José Martinez Limeño, Pepe Luis Vázquez, Rafael de Paula, Luis Rivas, Jerónimo Roldán, Fernando Carrasco, Curro Organvide, Julio Mendoza, Álvaro Domecq, Juan Belmonte y Luis Nieto.



Güelepeste y su tarde de toros.

.
..En aquella tediosa tarde de verano todo parecía derretirse en la más absoluta quietud. Sentado a la sombra en uno de los cantones de la Curva del Calvario estaba un bornicho pensando que si el aire se moviera, por poquito que fuera, allí seguro que lo sentiría. Nada ni nadie se movía para no llamar la atención del sol. Bueno, menos el inquieto y nervioso Güelepeste, quien, caminando rápidamente de regreso a casa, pasó por su vera. Güelepeste tenía esa forma de andar habitualmente y daba la impresión de tener siempre mucha prisa, por lo que suscitaba cierta curiosidad.
-¿A dónde vas Güelepeste? ¿Pasa algo o es que te estás cagando?
- Voy a mi casa a lavarme y cambiarme para ver los toros esta tarde en el toril del bujeriyo.- le contestó, para seguidamente murmurar:
-¡Pazante! A quién quiera saber mentiras a él.
Unos zagales que andaban por la falda de la sierra haciendo ensartas de cigarrones para los perdigones, escucharon la conversación y salieron corriendo cuesta abajo con la noticia del gran acontecimiento. Al cabo de un rato, ya aseado, nuestro amigo llegó a La Peña para echar un rentoy, pero se encontró al camarero que estaba cerrando.
-¿Ya vas a cerrar?
- Es que no hay nadie. Se fue todo el mundo a ver los toros al bujeriyo, así que he pensado echar un vistazo yo también.
- “Po yo me viá di contigo. Pa una ve que hay argo...”


CURROMAR
.
.
. R 30 de noviembre de 2007

BPM en años anteriores, 29 de noviembre

BPM en años anteriores, 29 de noviembre de 2007
ACABAMOS DE LLEGAR Y YA NOS PLAGIAN

BPM en años anteriores, 29 de noviembre de 2008

Rincones de mi pueblo.
Nostalgia 8...
En plena sesión.
La iglesia de mi pueblo.

BPM en años anteriores, 29 de noviembre de 2009

Aquí está Pilín.
Carta a un maestro fallecido.
Luis Vidal, Campeón de la WABBA, en Bornos
Postres de siempre.

BPM en años anteriores, 29 de noviembre de 2010

Hoy en el Shane, jamón, cerveza, fútbol y buen rol...

BPM en años anteriores, 29 de noviembre de 2011

En plena sesión.
El Descubrimiento de América. Resumen final.
Nostalgia 8...

BPM en años anteriores, 29 de noviembre de 2012

ZARPAMOS, COMIENZA LA TRAVESÍA
La Ciudad Perdida (14)

BPM en años anteriores, 29 de noviembre de 2013

Un bornicho en la Copa La Cuchilla 2013 Jipijapa -...
Ruta a las Lagunas de Espera 1/12/13
Banco de alimentos/ Curso de Francés

BPM en años anteriores, 29 de noviembre de 2014

Acto presentación Pregonero Andrés Jaen "ORASQUERO...
Recogida de alimentos, 28 y 29 de noviembre de 201...
El temporal de agua ha provocado diversos desperfectos...

BPM en años anteriores, 29 de noviembre de 2015
Noticias antiguas. Normas para la regeneración de ...
Nostalgia 8...




lunes, 28 de noviembre de 2016

Zambomba a beneficio de Cáritas. Sábado 10 de diciembre.



Agradecimiento capilar.

R/ 28/11/10 





Queridos amigos Bornichos, hoy me dirijo a vosotros desde este magnífico balcón que es Bornichos por el Mundo, no para cantaros unos tanguillos ni unas sevillanas, ni para promocionar un nuevo disco, sino para mandarle un abrazo muy fuerte con todo mi agradecimiento a mi amigo Vicente, El Potro de la Alcantarilla, gran barman, cocinero de categoría y mejor persona.



Me explico: desde hacía unos años venía padeciendo una leve pero constante pérdida de cabello. Como todos sabéis me dedico al mundo de la canción y en esta profesión la imagen es muy importante. Un día que estábamos en mi chalet de La Barrosa con unos amigos, unas gambitas blancas y una botellita de Fino Palillo, Vicente me notó preocupado y me preguntó. Yo, por la gran confianza que nos tenemos, se lo conté. Fue entonces cuando, conmovido por mi situación, me habló de este articulo publicado el pasado 15 de marzo de 2009 en este Blog. Me me dijo que él llevaba unos días con el tratamiento porque, moviendo cielo y tierra, había conseguido media garrafa de este mágico elixir que guardaba, como oro en paño, un tío suyo muy guasón al que nunca se le cayó ni un pelo. Generoso como él solo, me trajo la garrafa, me la dio y me dijo:



- "Antonio, esto te lo tienes que poner durante un año y medio, aquí no sé si habrá bastante para los dos. Empieza tu y cuando te cures, si queda algo, seguiré yo".



Después del tratamiento, ahora mi pelo está fuerte y espeso gracias a Vicente y el lunes vine a traerle lo que me quedaba, pero tropecé al salir del aparcamiento de Los Amarillos y se me rompió la garrafa. Triste y afligido fui a darle la noticia y ¿Sabéis lo que me dijo? Que la alegría de verme curado era mas importante que el ungüento. ¡Este tío es grande! Le he prometido que en cuanto estén un poco mas perfeccionados, hacemos un transplante de pelo de mi cabeza a la suya.
Saludos.





BPM en años anteriores, 28 de noviembre.

BPM en años anteriores, 28 de noviembre de 2007
Granada es pancipelá.

BPM en años anteriores, 28 de noviembre de 2008

Guachintonas.

BPM en años anteriores, 28 de noviembre de 2009

El buen equipo VII.
Nueva tienda de música.
Bornichos en el Teatro Municipal de Prado del Rey

BPM en años anteriores, 28 de noviembre de 2010

Agradecimiento capilar.

BPM en años anteriores, 28 de noviembre de 2011

Sobre Donación de Sangre y sobre Presentación de l...
Recibimiento a Olga y Santy
Que viene el coco.Agradecimiento capilar.
Castillo-Palacio de los Duques de Alcalá en Bornos...

BPM en años anteriores, 28 de noviembre de 2012

La Ciudad Perdida (13)

BPM en años anteriores, 28 de noviembre de 2013

"La Mano Negra cien años después" IV

BPM en años anteriores, 28 de noviembre de 2014

"Tarde de cine", "En los dos chorros", "La cúpula ...

BPM en años anteriores, 28 de noviembre de 2015

Termino de Bornos 1917 - 2015




Que viene el coco.

¡QUE VIENE EL COCO!

Yo había crecido con las palabras de mi madre diciéndome, “como no me hagas caso va a venir el coco”. El “coco” para mí era el ser más malo que podía existir; sólo con escuchar su nombre me ponía nervioso.
Al igual que unos se criaron con “el hombre del saco”, “cancarrulla” o “el papú”, yo me crié con el “coco”.
Y pasaron los años y, ya a mis trece o catorce, recuerdo un día en que mi padre se presentó en mi casa con una macetita de espárragos, diciéndole a mi madre que se la había traído el “coco”. ¡Vaya tela!, pensé yo. ¿Qué pasa aquí? . Esto no puede ser. Cómo ese ser tan horripilante, tan indeseado y que tantos malos momentos me había hecho pasar, ahora, por arte de magia, le traía a mi padre una maceta de espárragos. ¿Estarían buenos o estarían envenenados? . Aquello me dejó muy pensativo.
Días más tarde, quizás una semana, cuando yo me encontraba en la estancia de las vacas, a la espalda del actual Michelín, en el “alcauchil”, limpiando el suelo de las necesidades vacunas, se presentó un señor con una maceta de espárragos.
- Mira que buenos son hoy, Andrés –dijo dirigiéndose a mi padre-
- No son malos Laureano, no son malos. Toma, para que te invites –dándole unas monedas-.

Cuando se fue el tal Laureano, yo le pregunté a mi padre que quién era, a lo que mi padre me respondió que era el “coco”.
Por fin conocía al “coco”; ese ser tan repugnante, del que todos mis amigos hablaban y del que se servía mi madre para meterme en cintura.
Pero este debería ser otro “coco”, no el “coco” del que todo el mundo habla tan mal y que tiene a los niños más derecho que una vela.
Pues este “Coco”, el de los espárragos, ya con más información, a pesar de la mala prensa que tenía en el pueblo debido a su vida errante y vagabunda, tuvo conmigo un detalle de los que nunca se le olvida a una persona. Y paso a contarlo.

Salimos de madrugada en el 4L, mi padre, Laureano el “Coco” y yo, con el fin de amanecer en el cortijo Manzano (más allá de la cuesta la escalera, en la carretera Arcos-El Bosque), a recoger tres vacas con sus terneros, que había comprado mi padre. El amigo Laureano y yo deberíamos traernos al ganado andando hasta Bornos.


Una vez maniatadas unas a otras, Laureano las cogió de la rienda y yo, con mi varita, las arriaba desde atrás. Paso tras paso, nos encajamos antes del mediodía en la presa. Una vez allí, me dice Laureano, Domin, vamos a comernos el bocadillo. ¡Vaya tela, me lo había dejado olvidado en el 4L! . Pues yo no me lo he traído, le dije, a lo que él me contestó, bueno, eso da igual, ya nos apañaremos.


Nos sentamos a la sombra de los eucaliptos que hay una vez salir del túnel (que por cierto, este fin de semana pasado estuve allí y me sorprendí al ver que lo han cerrado con una gran reja) y sacó una bolsa con tres manzanas. Me fijé que dos de ellas tenían varias picaduras que ennegrecían su superficie amarilla, y la tercera, tan solo tenía una pequeña picadurita, la cual, con la punta de su navaja, la eliminó con sumo cariño. Toma Domin, cómete este pero, me dijo ofreciéndome la manzana en perfecto estado de ser comida. VAYA DETALLAZO.
Desde ese momento, Laureano, a pesar de todo lo que decían de él en el pueblo, me ganó para siempre.
Y a lo que voy, “cada uno cuenta la película como le vaya”.

Domingo

R 28 de noviembre de 2008

domingo, 27 de noviembre de 2016

Caperucitas y el lobo.




R /27 de nov. de 2011


Hola Bornichos. Me llamo Carmen, soy hija de Paco el Chiclanero y Mercedes la hija de Manolito Rey.
Llevo fuera de Bornos desde el 93 y voy por el pueblo siempre que puedo. Ahora vivimos en Alcala de Henares. Os dejo una foto de un teatro que hicieron en el colegio de la calle Granada por el año 65 o 66. A ver quien se reconoce.
.
También os dejo otra del carnaval en tiempos de la dictadura, cuando yo todavía era una niña. Debe de tener unos 40 años y creo que este señor era de la calle Las Cuevas.
Un saludo para todos.
Carmen S.









Picar sobre las fotos para verlas ampliadas







El personaje del oso se repitió muchas veces a lo largo del tiempo. El 27 de enero de 2008 publicábamos esto:


Hace mucho tiempo por los años cincuenta y tantos, en unos de aquellos carnavales tan auténticos de nuestro pueblo, salió una máscara que despúes se convirtió en una de nuestras banderas del " Canaval de Bornos".
Me refiero al "Oso del carnaval " que durante muchos años se volvió a repetir. En aquella época fue el primer " Oso " de nuestro carnaval.
El Sr. Guiñaita " el de los pilurines" era el domador.
El Sr. Doroteo era " el oso "
En unos de tantos números que realizaban por las esquinas, el domador demostraraba su habilidad de còmo dominar a la fiera. En una de aquellas exhibiciones se le escapa el látigo y le da un "rabizazo" al oso en las nalgas y el pobre "Doroteo" se quejó:
.-¡Quillo cojones que me ha dolido!
A lo que el domador le respondió con otro latigazo y le dijó :

.-¡LOS OSOS NO HABLAN!

Quiero saludar a todos los Bornichos que se encuentran fuera del Bornos y invitarles a nuestro carnaval, que sin ellos nos falta algo.
UN FUERTE ABRAZO.
Juan Moreno Castro : " EL CHISPA "

Manolo Avión nos manda este video donde se puede ver al oso del año 70.




R 27 de noviembre de 2008