sábado, 5 de noviembre de 2016

Victoria y derrota del general Ballesteros en Bornos I

El 5 de noviembre de 1811


  Estudios sobre la Guerra de la Independencia española en la Sierra de Cádiz  

Victoria y derrota del general Ballesteros en Bornos: 
Noviembre de 1811 y junio de 1812.


Hugo Palomares Beltrán
Licenciado en Historia. Miembro del Grupo de investigación “Sierra de Cádiz: Historia,
Patrimonio y Cultura” (G151H34). Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
Miembro de la Asociación Papeles de Historia


1. Introducción
El siguiente artículo intentará dar una aproximación de lo que fue la Guerra de la Independencia en la localidad de Bornos. El objetivo es ofrecer una recopilación de las diferentes fuentes y obras que hablan del tema. Nos centraremos en los aspectos bélicos, ya que, los aspectos económicos, sociales, políticos, etc. no son objeto de este artículo que solo pretende aportar una visión concreta de la contienda en esta localidad.

Los acontecimientos bélicos fueron dos batallas que no han tenido mucha atención ni por la historiografía de la época ni en la posterior, a pesar de haber sido la segunda de ellas un episodio de unas dimensiones dignas de estudios  más pormenorizados, si bien han estado incluidas en narraciones generales de la guerra de Independencia Española y durante un tiempo la prensa del momento se hizo eco en varios números durante los meses siguientes a la acción. Una acaeció en noviembre de 1811; la otra en junio de 1812.

La situación de la investigación de ésta época histórica de la localidad de Bornos, a nuestro entender, no es muy avanzada. Existen pocas obras que traten este tema de manera directa y contextualizándola con la historia local de Bornos.

Este acontecimiento histórico apenas ha sido estudiado en profundidad, tan sólo en una revista de Historia Militar, Ristre Napoleónico, las diferentes obras que tratan de la historia de Bornos narran el acontecimiento de manera pasajera y basándose constantemente en obras anteriores.

Este hecho es significativo, puesto que, la presencia napoleónica en Bornos tiene su representación a través de la cultura material con la construcción de dos castilletes defensivos por parte de los franceses. Denominados popularmente como “Pozo de los Moros” y “Pozo de los Cristianos”.


Por otro lado, es de destacar que los enfrentamientos bélicos han despertado la curiosidad de parte de los vecinos del pueblo de Bornos y en un blog local 1(BPM) se han colgado diferentes publicaciones que han movido el interés general por el tema. 

La documentación existente para éste periodo cronológico se encuentra en su mayoría en el Archivo Histórico Nacional, ya que, el Archivo Municipal de Bornos sufrió un incendio a las puertas del último cuarto del s.XIX destruyéndose la documentación existente. En el Archivo Histórico Provincial de Cádiz tampoco hay documentación directa de ésta época histórica de Bornos.

Bornos se encuentra a orillas del río Guadalete, junto al actual embalse, a las faldas de la Sierra de “El Calvario” y en el eje de comunicación de Jerez de la Frontera con Antequera y en un cruce de caminos hacia Sevilla. Lo que le otorga, junto con otras localidades de la zona, una privilegiada posición estratégica.



2. Batalla de noviembre de 1811
La entrada de las tropas napoleónicas en Bornos debió de ser en los primeros días del mes de febrero de 1810, ya que, desde el día 1 de febrero Sevilla había capitulado ante las tropas invasoras. El día 3 de febrero en la localidad vecina de Villamartín se avistó en el camino de Sevilla el 2º Regimiento de Dragones Imperiales, partiendo éstas por el camino de Bornos al día siguiente 2.

No hay una documentación directa y completa que nos hable de la estancia de los franceses en la villa de Bornos. Aunque, sabemos por el rastro documental que por naturaleza produce cualquier administración, que la localidad se vio sometidas a las mismas imposiciones fiscales que las localidades vecinas como Arcos, Espera y Villamartín. Teniendo que soportar en diversas ocasiones la presencia constante de destacamentos galos.

La acción bélica transcurrida en noviembre de 1811 está relacionada directamente con a la presencia en la localidad de la división del general Semelé. 

Esta batalla es citada en diferentes obras, tanto del s. XIX como del s. XX.Uno de los que hace referencia a ellas es Pascual Madoz en su diccionario. Fray Sebastían de Ubrique menciona brevemente esta acción. Los hermanos de las Cuevas en su obra sobre Bornos también hace referencia a la misma, al igual que, la colección bibliográfica de la diputación de Cádiz editada en la década de los ochenta del s. XX.

Bornos se encuentra en la llamada línea del Guadalete, división utilizada por los franceses para proteger las vías de acceso a Sevilla controladas y mantener al General Ballesteros vigilado en el cono sur de la Península Ibérica. Durante este año de 1811 el mando napoleónico había intentado tomar la plaza de Tarifa, vital para el control del Estrecho de Gibraltar, aunque, sin éxito en sus intentos. Una vez más, los franceses retenderán durante el mes de noviembre tomar dicha plaza y mantener a Ballesteros en la zona de Gibraltar. Pero las órdenes dadas por el duque de Dalmacia no se cumplen a su debido tiempo y las tropas de Semelé que debían de avanzar hacia Ubrique, Cortes y Atajate siguen en la zona de Bornos. Ballesteros aprovecha ésta situación y decide atacar a los franceses. 

El ataque se produce con una doble acción, por un lado, tiene como objetivo Vejer y, por otro, se decide actuar en la línea del Guadalete 3. 

Semelé se encuentra en Bornos con unos 2000 hombres, 160 caballos y una pieza de artillería. En las primeras horas del día 5 de noviembre de 1811 el General español cae sobre la localidad 4. Respecto a las fuerzas con las que Ballesteros se enfrentó a los franceses hay disparidad de opiniones. La historiografía tradicional habla de que contaba con 400 paisanos sin apenas armas. No especifica si su fuerza sólo la componen esos vecinos o, por el contrario son una parte más. En cambio, Rafael Vidal Delgado considera que Ballesteros reunió a la 1ª División con unos 3000 hombres, procedentes de los regimientos de “Cataluña”, “Irlanda” (el resto del regimiento) y Galicia 5. 

Sea como fuere, el hecho es que las tropas españolas consiguieron sorprender a las fuerzas francesas y conseguir un gran botín. Los hermanos de las Cuevas citan una carta que escribe Ballesteros a Sir Emanuel Viale, cónsul de las Dos Sicilias en Gibraltar, según ésta los franceses habían perdido “todo el bagaje, un obús, todo el Parque de Artillería, infinidad de caballos y mulas, dejando el campo sembrado de cadáveres; fue sorprendido este famoso General y salió en camisa buscando su caballo” 6 

Los diferentes diarios de la época se hacen eco de este hecho. Así, el Diario de Mallorca comunica la noticia informando del botín de la siguiente manera: “la completa victoria que acaban de conseguir las armas del rey: parte de su artillería, todo su parque y equipage, muchísimos caballos y mulas, infinidad de fusiles y muchilas han caído en poder de estas tropas vencedoras, cogiendo además bastantes prisioneros, y quedando el campo cubierto de cadáveres” 7 

Después de este encuentro Ballesteros no continúa el camino hacia Sevilla, tampoco tiene intención de permanecer mucho tiempo en la línea del Guadalete, sino que, se dirige a Villamartín y Prado del Rey para posteriormente encaminarse a Ubrique y dirigir sus pasos a Castellar y Algeciras. Igualmente, los franceses recuperarán pronto la plaza bornense. El día 11 de noviembre los cazadores de Bonnemains desalojan una partida de españoles de la localidad, recuperando en esos días, el control de la zona 8. 

Lo que pretende Ballesteros en ésta primera acción es desarticular los planes franceses de atacar la zona del Campo de Gibraltar, adelantándose a sus movimientos. Además, intenta que la línea del Guadalete se sienta insegura, amenazando de ésta manera la plaza de Sevilla.




1 http://bornichosporelmundo.blogspot.com/
Aprovechamos esta primera nota a pie de página para dar las gracias a José Antonio González Castilla por su colaboración.
2 ROMERO ROMERO, Fernando. Guerra de la Independencia: Villamartín, 1808-1813. Villamartín (Cádiz): Ayuntamiento de Villartín, 1.999. pag. 58.
3 VIDAL DELGADO, Rafael. Jimena y el campo de Gibraltar en la Guerra de la Independencia 2004 pags.57, 58, 59.
4 VELÁZQUEZ-GAZTELU VECINA I; CARRERO GALOFRE R; GUTIÉRREZ GARCÍA J.M. Los pueblos de la provincia de Cádiz Bornos Cádiz: Diputación de Cádiz, 1982. pag 42.
5 VIDAL DELGADO, Rafael: op cit , pag 59. Para saber cómo discurrió ésta batalla, remitimos a éste artículo.
6 DE LAS CUEVAS, José y Jesús. Bornos Cádiz: Instituto de Estudios Gaditanos, 1979.págs 24-25.
7 Diario de Mallorca, 7/12/1.811, págs. 1369-1370.
8 ROMERO ROMERO, Fernando: op cit , pags, 87-88



2ª Parte

3ª Parte




Zonaha. Apuntes para la Navidad Bornicha. El cura no va a la iglesia