miércoles, 1 de marzo de 2017

Los más pequeños del Carnaval fueron los protagonistas en el día de Andalucía.

En la Peña carnavalesca se celebraron los Primeros Bautismos Carnavaleros:
Valeria, Miguel Ángel, Marina, Cristóbal, Celia, Alejandro, Carla, Montaña, Sergio, Celia, Nicolás, José Carlos, Javier, Lucía, J. Manuel, Ángel, Alberto, José, Cayetano, J. Manuel, Ahinoa, Ana, María, Marta, María, Pablo, Álvaro, Estela, Claudia, Elia, Francisco, Olga, Imara, Inma, Blas, Patricia, M. Ángel, Isabel, Santi, Paqui, Pili, Sergio, Margarita, Raul, Miguelín, Elena, Ana y Paula ya están inscritos y a sus padrinos se les advirtió el parentesco espiritual y carnavalesco que a partir de ahora les unirá con su ahijado y la obligación de inculcarle los valores fundamentales esta fiesta: amistad, libertad, solidaridad, civismo y paz así como a trabajar por el mantenimiento de nuestras tradiciones.



Chirigota infantil “Pintando Ilusiones” llenaron la avenida de simpatía. El futuro del Carnaval de Bornos está garantizado.




La burra bruja de Juanillo.


Aquella noche, como tantas otras en verano, sentados a la fresca en la puerta de Rafael, se encontraban los de casi siempre terminando la penúltima cervecita en amor y compaña. Normalmente a esa hora ya se habrían ido a sus casas, pero ese día animaba la velada nuestro amigo Juan, que dejó amarrada su burra en una reja de la acera de enfrente, la de mi casa.
Juan, que ya se había tomado unos cuantos peseteros, los tenía entretenidos con sus chilindrinas. Yo, como no podía dormir, pensé "si no puedes con ellos, únete". Las burlas y el cachondeíto iban en aumento así que entré en acción. En un momento dado, uno de los tertulianos le dijo señalando para la acera de enfrente.
.- Guan, que za zortao la burra.
.- Oía porculo, ya ce quiere í.
Dijo Juan mientras cruzaba la calle. De regreso venía diciendo:
.- ¡Ea! A vé ci ce zuerta ahora.
La charla y las risotadas continuaron entre cerveza y cerveza y de nuevo una misteriosa mano (La mia) salió por la ventana y soltó otra vez a la burra.
.- Guan, ¡La burra! ¿Ve como tá borrasho? No ere capa ni de echá un nuo.
.- ¡Hiaputa burra! Ci yo l'
amarrao bien…¡Ahora verá!
Estuvo un rato echando nudos mientras los demás, entre risas, no dejaban de meterse con él. Cuando terminó venía diciendo:
.-¡Ya ta! A vé ci tiene coño pa zortarce ahora.
Ya todos estaban de acuerdo, le daban conversación y lo distraían mientras yo poco a poco sacando y escondiendo la mano, volvía a soltar al animal. Algunos no podían contener la risa y Juan se reía también creyendo que sus chascarrillos le hacían mucha gracia a los demás. Cuando la cuerda cayó de nuevo al suelo todos comenzaron a reírse a carcajadas.
.- ¡¡La burra, Guan!!
Juanillo cruzó la calle y dirigiéndose a la burra le dijo:
.- Pero, animalito, ¿Tu cómo hace esto?
Le echó un nuo de puerco y después estuvo echando nudos hasta que se le acabó la cuerda y todos apretando con todas su fuerzas, tantas que en el último se le escapó un sonoro pedo que pareció repetir su mote. El personal ya se partía de risa. Tanta era la algarabía que Joaquín el municipal que estaba en Los Amarillos tuvo que acercarse a llamarles la atención. Juan intentaba explicarle al guardia entre aspavientos lo que había pasado mientras los demás intentaban contener la risa sin conseguirlo. Joaquín con los brazos cruzados escuchaba muy serio sus explicaciones.
.-Yo cé que no te lo va creé, pero ehta é  la burra ma intelihente der mundo.
En esto estalló una estrepitosa carcajada colectiva:
.-¡¡¡ LA BURRA GUAN !!! ¡¡¡ OTRA VE ZA ZORTAO !!!
.-¿Lo vé? ¿Lo vé? Ci parece coza de brujería.
El guardia viendo que la única solución era llevárselo de allí le echó el brazo por el hombro y le dijo:
.-Lo que paza é que tiene zueño, vamo a llevarla a la caza.
Mientras los demás se tronchaban de risa Joaquin y Janillo con su burra se alejaban por la calle San Jerónimo arriba muy despacito, el uno escuchando las explicaciones del otro que tanto empeño ponía en explicarse que no se dio cuenta de que el municipal, con mucho disimulo, le quitó el jaquimón a la burra y lo dejó caer. El animal, viéndose libre, se paró en mitad de la calle mirando a su amo que seguía su camino arrastrando el jaquimón por el suelo mientras intentaba convencer a Joaquín .

-
Manolo Garrido.

.
R 12 de Marzo de 2009

Un verano en Bornos, Carta vigesimosegunda





"...Adios, si quieres cigarros te los enviaré, pero con una espresa condicion, y es, que cuando vayas á Madrid adviertas á la falange literaria que es tan fijo como el reloj que provocaré en desafío al primero que bien en traduccion ó bien por su propia cuenta, haga la apología del vicio de la coquetería, el mas perjudicial á la parte varonil de la humanidad..."






Tenderete de fotos del lunes de resaca. Vídeo fotográfico 2010

-
-

Cabalgata del Carnaval de Bornos 2010.
Fotos de Manuel Ruiz y A.S.B.
.
.

La Batalla del Lomo del Judío

HISTORIA DE LOS REYES CATÓLICOS D. FERNANDO Y  DOÑA ISABEL
ESCRITA POR EL BACHILLER ANDRÉS BERNÁLDEZ,
Cura que fué de la villa de los Palacios, y Capellan de D. Diego Deza, Arzobispo de Sevilla.
CAPITULO LVII
DE LA BATALLA DEL LOMO DEL JUDÍO QUE VENCIERON LOS CHRISTIANOS DE UTRERA.

Año de 1482.


Viérnes primero dia del mes de Marzo año susodicho de 1482 que fué un dia despues de la toma de Alhama, acaeció que los caballeros de Utrera que quedaron en guarda de la tierra, los cuales fueron cuarenta y ocho, todos los mas ancianos, mas viejos que mozos, los cuales sabida la nueva que entraban los moros, que como tenian á Zahara, no eran sentidos muchas veces fasta que corrian; é por esto fuéronse á Bornos, llevando por Capitan al Alcaide de Utrera, Gomez Mendez de Sotomayor, é juntáronse con algunos caballeros muy pocos que ahí estaban é con algunos peones, é estando en Bornos el dicho viérnes de mañana, amanecieron los dichos moros de Ronda é de su tierra sobre ellos, los cuales eran doscientos y sesenta de á caballo los que allí vinieron, é algunos peones, é el personaje dejáronlo en la Sierra, é corrieron el campo de Bornos é de Espera, é de Sevilla, é recojieron cuanto ganado hallaron, é los pastores que pudieron haber, en que llevaban once mil cabezas poco mas ó menos, íbanse poco á poco con ellas que como no habia gente que eran idos á Alhama no habia quien se lo contradijese. É desque esto vieron los christianos que estaban en Bornos los cuarenta y ocho de Utrera é diez de á caballo del mismo lugar, é de Arcos seis de á caballo, de Espera otro de á caballo, que fueron todos setenta y dos de á caballo con los Alcaides de Utrera Sotomayor, é Matheo Sanchez Alcaide de Bornos, todos los mas hombres viejos canos, salieron á trecho de los moros con obra de treinta peones y fuéronse en pos de ellos fasta el cerro que dicen el Lomo del Judío á dos leguas de Bornos; é allí los moros desque vieron tan poca gente, habido su consejo, diciendo que tambien los podrian llevar corno la Cabalgada, volvieron sobre ellos pensando que les fuirian; é los christianos desque los vieron venir, ficiéronse un cuño y apretáronse, é pusieron los peones á  un  cabo, y esforzáronse los unos con los otros, diciendo unos á otros que todos ficiesen como buenos que Dios, é la Virgen Santa María é el Apóstol Santiago les ayudarian; y los Alcaides ambos eran hombres esforzados, y esforzaron mucho la gente é pusiéronla en órden, y apretáronse mucho todos, puestas sus lanzas de encuentro; y los moros viniéronse para ellos, y queriendo encontrarse soltaron los moros tres espingardas á caballo facia los christianos, é non les ficieron daño; arremetieron los unos con los otros diciendo los christianos Santiago, é rompieron los unos en los otros; los peones se estuvieron quedos fecho adarbe con las puntas de sus lanzas que les non pudieron entrar; é volvióse la pelea; mas los christianos horadaron luego la batalla de los moros andando muy apretados, é acaudillados, é dieron vuelta otra vez sobre ellos, derribando é matando muchos. Los peones desque vieron derribados muchos moros, comenzaron de matar é ayudar á los suyos. Los moros como vieron tantos caidos de ellos é los christianos en su vigor, comenzaron de huir vencidos, é muertos, é desbaratados; los christianos siguieron el alcance gran rato, é fueron muertos mas de cien moros y cautivos no mas de tres, é murieron cuatro christianos, tres de Utrera, y uno de Arcos; y volvieron todo el ganado que llevaban los moros, é cojieron el campo en que ovieron noventa caballos é muchas armas, é volvieron toda la presa que los moros llevaban, é tornaron con mucha honra á sus casas, é repartieron la presa por todos los que allí se hallaron y pelearon. Este año fué Juan de Vera, fijo del Comendador Diego de Vera enviado á Granada por Embajador, é estando en la Alhambra ovieron unos moros disputa de cosas de la fé, é un moro Venzerraje, dijo que nuestra Señora la Virgen María, no quedó Virgen despues que parió á Nuestro Señor Jesuchristo, y Juan de Vera dijo que mentia, y lo hirió con la espada en la cabeza, é el Rey D. Fernando se lo agradeció mucho é le dió mercedes.

Sobre la Batalla del Lomo del Judío (I).

…Y BORNOS GANÓ LA BATALLA I
Pocos pueblos de España pueden tener el alto honor de haber ganado una batalla. Bornos lo tiene, aunque muy pocos bornichos conocen este acontecimiento vivido durante la ocupación árabe de nuestro País.
El hecho lo relata el autor del primer libro de Historia de Bornos, Fray Pedro Mariscal de San Jerónimo, ya mencionado en una de mis intervenciones para Bornichos por el Mundo. Un acontecimiento descrito con pluma fácil y lleno de datos interesantísimos, como veremos a continuación.
Está integrado este relato en el capítulo XXIV de su libro con el título "Una victoria que alcanzó de los Moros la gente de Bornos y su comarca"
Corría el año 1482 . El historiador cuenta "que se llenó de armas esta comarca de Bornos y Arcos, porque se atrevieron los moros a penetrarla toda por conocer la falta de la gente de armas en estas tierras".
La cosa tiene una explicación lógica de por qué estas tierras quedaron desguarnecidas, cuando la frontera con los musulmanes en este tiempo estaba establecida en una franja que incluía Bornos, Arcos y Jédula. Pero, como en todo, también en la guerra existen prioridades. En Bornos estaba asentado el ejército de su señor Pedro Enríquez de Quiñones que, al contraer matrimonio con Doña Beatriz de Ribera habían fundado la Casa Enríquez de Ribera, a la que pertenecieron personajes muy conocidos por los bornichos como Don Fadrique, Don Fernando, Don Per Afán, San Juan de Ribera, etc. Don Pedro Enrique tenía a su cargo la protección no sólo de esta comarca, sino toda la sierra, además de la zona asignada en Jaén. Por lo que se refiere a la zona desde Arcos hasta cerca de la Bahía estaba asignada al Marqués de Cádiz.
Las tropas a cargo de estos nobles constituían un importante ejército. Pues bien, fueron trasladados, por orden de los Reyes Católicos, al sitio de Alhama, enclave muy importante por la cercanía con Granada, punto de mira de los Reyes, cuya toma sería mucho más fácil al anexionarse esta plaza, como así fue.
Perdida la plaza y, ante la imposibilidad de conquistarla nuevamente el ejército sarraceno, que tenía enfrente un contrincante tan poderoso, el rey de Granada envía emisarios a sus dominios de Málaga, Ronda y su serranía para que salieran partidas de moros hasta la frontera de los cristianos, para hacer el mayor daño posible en su gente y en sus bienes.
Creía el Rey de Granada que los Reyes enviarían de nuevo las tropas que pertenecían a esta zona para defenderlas de las incursiones de los moros, con lo cual el ejército que tan brillantemente había ganado Alhama, volvería a quedar notablemente desguarnecido, cosa que favorecería sin duda a los musulmanes.
Pero era más importante la toma de Granada que las incursiones que pudieran hacer tropas sarracenas poco numerosas como veremos.
Efectivamente el día 1 de Marzo de 1482, aparecieron los moros por estos lugares, Arcos, Espera, Utrera y algunos pueblos de Sevilla, haciendo mucho daño entre sus habitantes y apropiándose de más de 11.000 ovejas, y gran cantidad de otras clases de ganado.
El padre Mariscal nos dice que "los hechos acaecidos no eran para cruzarse de brazos". El Alcalde de Bornos, Mateo Sánchez, convoca a los Alcaldes de los pueblo perjudicados para presentar batalla a los moros, al regreso de sus correrías.
Fueron llegando a Bornos el de Utrera, Gómez Méndez de Sotomayor con 48 caballeros jubilados de la guerra. Se les unen otros 17 de Bornos, 8 de Espera y 6 de Arcos, asistidos sin duda por un buen número de peones. (Continuará)



A. Rodríguez Hidalgo


R 2 de diciembre de 2008


BPM en años anteriores, 1 de marzo

BPM en años anteriores, 1 de marzo de 2009
La burra bruja de Juanillo.

BPM en años anteriores, 1 de marzo de 2010

Nota de prensa "Carnaval 2010" G.M. Socialista.
Bornense 2 - 1 Deportes Romero
Tenderete de fotos del lunes de resaca.
Los Venecianos. 28 comentarios.

BPM en años anteriores, 1 de marzo de 2011

Accesos restringidos.
Cine Colón: Hoy una de Chinos
Federico Mayo 1 - 2 Bornense
Un verano en Bornos, Carta vigesimosegunda

BPM en años anteriores, 1 de marzo de 2012

¿Posible conversación?
El Domingo 4 de marzo de 2012. Ruta al Castillo de...
Excursión para mujeres al Cádiz de Las Cortes.
Sobre la Batalla del Lomo del Judío (I).

BPM en años anteriores, 1 de marzo de 2013

Se cortaron diez orejas y cuatro rabos
Carnaval 2014. La polémica.
Judíos y palestinos (VII)

BPM en años anteriores, 1 de marzo de 2014

Sobre la Batalla del Lomo del Judío (I).

BPM en años anteriores, 1 de marzo de 2015